Concierto "La Pasión de Cristo Miserere"

Creu Passió de Crist
Fecha: 
04/08/2019

REAL ACADEMIA DE CULTURA VALENCIANA
Sección de Musicología “Juan Bautista Comes”

LA PASIÓN DE CRISTO MISERERE

Concierto Sacro de Pasión
Santa Iglesia Catedral de Valencia
Lunes, 8 de abril de 2019, a las 20:00 horas

**********************************************

LA PASIÓN DE CRISTO MISERERE

CONCIERTO SACRO DE PASIÓN

“MISERERE in C Minor” de Jan Dimas Zelenka (1679-1745)

“SALVATOR MUNDI” de John Blow (1649-1708)

“IN MANOS TUAS” de William Byrd (c. 1540-1623)

“MISERERE in C” de Johann Adolf Hasse (1699-1783)

 

CORAL CATEDRALICIA DE VALENCIA

CONSORTIUM INSTRUMENTALE VALENTIAE

 

Paula Almendros, soprano

Estibaliz Ruíz, mezzosoprano

José Manuel Bustamante, tenor

Miguel Ángel Ariza, barítono

DIRECTOR: Luis Garrido

NOTAS AL PROGRAMA

La musicalización del salmo 50 o 51 según la VuLgata, el Miserere, forma parte ineludible del repertorio litúrgico y no litúrgico del rico patrimonio musical sacro. A parte de su presencia en el Oficio Divino, nos interesa saber más de su existencia en los oficios del triduo sacro (jueves, viernes y sábado santo) y también en el Oficcium Defuctorium.

En el terreno del Miserere “litúrgico” en el archivo musical de la S. I. Catedral de Valencia tenemos innumerables ejemplos. Siguiendo casi todos el modelo de poner música solo a los versos impares, como en otros salmos, y cantando los versos pares en canto llano e incluso fabordón. Esta tradición es muy utilizada durante los siglos XVI y especialmente el XVII dentro del corpus musical hispano.

En el concierto de hoy atendemos más al otro Miserere, al que es tenido con un uso paralitúrgico y sobre todo devocional en la Cuaresma y especialmente en Semana Santa y muchas veces como colofón al Via Crucis. Este otro “Miserere” convertido ya en una pieza musical en que todos sus versos son musicalizados, es el que tiene una expresión mucho más dinámica, pues al igual que le ocurre al “Stabat Mater” la expresión compositiva adquiere la belleza de la que gozan algunas de estas obras.

El “Miserere” litúrgico por antonomasia es el famoso de Allegri, al que además de su bella factura en los versos libres, acompaña esa anécdota tan conocida sobre el ingenioso y niño Mozart.

Los “Miserere” de Zelenka y Hasse son dos piezas de una factura increíble. Estamos seguros que se interpretan por primera vez en la Catedral y por su capilla de música, y es un hecho diferenciador, sin duda. La fuerza y el dramatismo del de Zelenka, admirado en su momento por el mismísimo Juan S. Bach, contrasta con el mucho más academicista, formal y sencillo armónicamente del de Hasse, quien por cierto arrebató en última instancia a Zelenka su objetivo más preciado: ser maestro de capilla en la corte de Augusto II de Polonia.

Completan el concierto dos obras cuyos textos nos evocan directamente al misterio de la Crucifixión de Jesús, primero como Salvador del Mundo que nos redime por su muerte y resurrección y por la evocación en “In manos tuas” a sus últimas palabras en el madero.

Tags: